domingo, 3 de mayo de 2020

Heraklion (Creta)

Heraclión es la capital de Creta y puerto de cruceros poco habitual para aquellas rutas que dedicadas a las islas griegas. No obstante en los últimos años ha tomado mayor protagonismo en sustitución de otros puertos no utilizados temporalmente como Estambul, Izmir o Kusadasi. El acceso al centro de la ciudad desde la línea de atraque de cruceros no está muy cerca pero es accesible tras una caminata de 15 o 20 minutos.

FORTALEZA DE KOULES

EXCURSIONES OFICIALES. La oferta común son las panorámicas de la ciudad, el palacio de Cnosos, el museo arqueologico o Agios Nikolaos.


ALTERNATIVAS. Sin duda dar una vuelta por tu cuenta por Heraclión. La zona donde atracan los crucerso está a un cuarto de hora, caminando a buen paso, del Puerto Viejo (siglo XVI), en donde se puede contemplar la imponente Fortaleza de Koules o Castillo al Mar, las espectaculares ruinas del Arsenal y parte de las impresionantes murallas venecianas que rodean la capital de la isla griega.
Justo al lado, en una rotonda adornada con una escultura de delfines, podemos internarnos en la calle Augusta, de unos 500 metros de longitud, la arteria principal y turística de Heraclión, una agradable y tranquila ciudad de unos 140.000 habitantes.
A medio camino de la vía nos encontramos con la iglesia bizantina de San Tito, uno de los monumentos más importantes de la localidad, remodelada en el siglo XVI por los venecianos. La sobria y armoniosa fachada de piedra, con sus lucidas vidrieras, nos preparan para admirar un interior de tres naves con trabajados asientos y un vistoso iconostasio con imágenes sagradas pintadas. Desde la plaza del mismo nombre y para acceder de nuevo a la calle Augusta, se puede transitar por un estrecho callejón en el que está ubicada la Fuente Sagredo, pegada al magnífico edificio de la Logia Veneciana (siglo XVII), que actualmente es la sede del Ayuntamiento.

FUENTE DE LOS LEONES

Un poco más arriba, en la plaza Venizelos, se encuentra la emblemática Fuente Morosini o de los Leones (siglo XVII), tal vez el punto neurálgico de Heraclión y lugar de encuentro de residentes y turistas. Es un enclave perfecto para reponer fuerzas comiendo o tomando algo, dada la cantidad de establecimientos de restauración que hay en la zona. Justo enfrente, podemos contemplar la Basílica de San Marcos (Siglo XIII), reconstruida en el siglo XVI y que en estos momentos es usada como Galería Municipal de Arte.
A continuación dejo de lado la avenida Dikeonisis, que es la ruta recomendada por la oficina de turismo, para meterme por la calle 1866, que va a desembocar en la Plaza Kornarou, lugar en donde se encuentra la curiosa Fuente Bembo (siglo XVI). A partir de ahí recorro la calle Averof para desembocar en la Plaza Eleftherias y seguir ya por el trayecto sugerido, pasando por el Museo Arqueológico y llegando luego a la avenida del puerto a pocos minutos del crucero.

Palacio de Cnosos y Museo Arqueológico. He de confesar que siempre he sido un admirador de la civilización minoica y un seguidor incondicional del ideario científico de sir Arthur Evans (Nash Mills, Inglaterra, 1851 - Boars Hill, 1941), el descubridor del colosal Palacio de Cnosos en 1900. Evans pensaba, a mi juicio acertadamente, que su misión era el presentar, de la forma más ilustrativa y observable, los restos arqueológicos al público en general. Así pues, entre los años 1901 y 1939, el investigador británico realiza una serie de consolidaciones, intervenciones y restituciones, que van desde la cubrición de los lugares más representativos de las ruinas, hasta su particular diseño y reconstrucción de ciertos sectores del Palacio. Para ello, y a pesar de las aceradas críticas de sus colegas de profesión, usa inteligentemente la piedra, el hormigón y el acero para, con notable acierto, salvar los vestigios encontrados y reconstruir visualmente algunas piezas emblemáticas de la antiquísima y legendaria mansión.
La verdad es que, gracias a sir Arthur Evans, la visita al Palacio de Cnosos, construido alrededor del año 2000 antes de Cristo, me resultó muy agradable e instructiva, comprendiendo perfectamente cómo era la arquitectura minoica. El megarón del rey con su espléndido salón del trono, el megarón de la reina con el famoso fresco de los delfines, el encantador teatro al aire libre, las tinajas gigantescas (pithois), las escaleras interiores y la reproducción de algunas pinturas murales, me causaron verdadera fascinación.  

SALÓN DEL TRONO

El Museo Arqueológico de Heraclión, segunda visita del recorrido, es muy importante dado que posee la mayor colección de arte minoico del mundo. Se trata de una cita imprescindible para todo visitante de la isla griega que sienta admiración por la cultura cretense. A mí me impresionaron especialmente las siguientes piezas: el colgante de las abejas, el disco de Festo, los ritones de toros, las diosas de las serpientes, el mural del salto del toro y los sarcófagos, especialmente el maravilloso de Hagia Triada.

COMPRAS. Yo aprovecharía, y de hecho aproveche, la calle 1866 para realizar compras ya que hay bastantes tiendas de todo tipo bien surtidas.

Manuel E. Darias (Team Crucering)


sábado, 4 de abril de 2020

Puerto del Rosario (Fuerteventura)

He estado en dos ocasiones en Puerto Cabras, simpática y sonora denominación con la que yo conocía cuando era un niño al actual Puerto del Rosario, que cambió de nombre en 1956 por una decisión política promovida por los puertenses. Mi doble paso por Fuerteventura, la isla más oriental del Archipiélago Canario, se efectuó a bordo de los cruceros MSC Armonia (2015) y MV Horizon (2017).

El acceso a la ciudad es muy fácil y se realiza relajadamente mediante un corto paseo. Esta circunstancia suele ser muy valorada por los cruceristas que, de esa manera, se evitan hacer un viaje adicional en guagua para salir del muelle y alcanzar el centro del núcleo urbano. En las islas, excepto El Hierro y Lanzarote (en parte), los accesos puerto-ciudad son muy cómodos y se pueden hacer descansadamente a pie. 

EXCURSIONES OFICIALES: Muy diversas en las que se podía visitar, entre otros lugares, el Ecomuseo La Alcogida, las Dunas de Corralejo, la montaña de Tindaya, las cuevas marinas de Ajuy y los pueblos de Pájara, La Oliva y Betancuria (la antigua capital).

ALTERNATIVAS: Puerto del Rosario posee un imponente parque escultórico, conformado por una gran cantidad de piezas emplazadas al aire libre. En la Avenida Reyes de España, justo frente a la espectacular Fuente de la Explanada, está ubicada una Oficina de Turismo cuyo atento personal suministra al visitante un bien diseñado plano de la ciudad, perfecto para luego iniciar un recorrido. En él se marcan las vías comerciales, las zonas peatonales, el paseo marítimo, los diversos centros de interés, la ubicación de los Hornos de Cal y la situación de 26 esculturas y 27 grandes murales que embellecen sus calles.
Puerto del Rosario es un agradable núcleo urbano de unos cuarenta mil habitantes, con una dimensión poblacional equilibrada que permite a sus visitantes deambular relajadamente por las diferentes vías públicas, arterias que todavía conservan ese curioso sabor de las poblaciones isleñas de principios del siglo XX. Recomiendo un paseo por la Avenida Reyes de España hasta llegar, por un lado, al grandioso Palacio de Congresos, y por el otro, hasta el imponente Regimiento de Infantería Soria nº 9, con una obligada parada en los bien restaurados Hornos de Cal. A continuación es imprescindible caminar tranquilamente por las calles León y Castillo, Primero de Mayo, Virgen de la Peña y Juan de Bethencourt, entre otras, para luego visitar la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario (Siglos XIX y XX), declarada Monumento Histórico-Artístico, y el Museo Unamuno (con su estatua en la puerta), casa del siglo XIX en donde el famoso escritor vivió en 1924 durante su destierro en la isla. Este recorrido tiene una duración aproximada de tres horas.

Los que deseen bañarse en el mar, pueden desplazarse a la cercana Playa Chica o de Los Pozos, situada a unos doscientos metros del Muelle de Cruceros.

EL PARQUE ESCULTÓRICO. En estos momentos, el parque escultórico de Puerto del Rosario está integrado por unas 150 piezas, repartidas por los diferentes barrios y localidades del municipio. Éstas han sido realizadas por destacados artistas de las más variadas tendencias (sobre todo contemporáneas, vanguardistas, modernistas y abstractas). Se trata de un verdadero museo al aire libre y constituye un importante atractivo cultural para deleite de ciudadanos, tanto autóctonos como foráneos.  
 
 
COMPRAS Y RESTAURACIÓN: En Las Rotondas, un agradable y tranquilo centro comercial, encontré desde un Hipermercado, hasta cafeterías y restaurantes, y por supuesto cadenas de comida rápida o tapas, pasando por los más diversos locales en los que se puede adquirir todo tipo de regalos. Un detalle curioso: cuando con mi cámara me disponía a realizar una panorámica del establecimiento, se me acercó un diligente vigilante de la seguridad privada para indicarme que estaban prohibidas las fotos. He disparado instantáneas en los más variados centros comerciales del mundo y es la primera vez que me ocurre esto.


 
Autor: Manuel Darias (Team Crucering)

 

viernes, 2 de agosto de 2019

Rodas


Perteneciente a Grecia, Rodas suele ser puerto de escala habitual para cruceros por las islas griegas y aquellos trayectos más largos procedentes de Civitavecchia o Barcelona en la temporada de invierno.

La primera sorpresa que el viajero se encuentra en Rodas es que el crucero atraca en un muelle atravesado por viejos paredones defensivos en cuyo interior se ve la Torre de Francia y tres molinos, dos de ellos en bastante buen estado de preservación. Desde las últimas cubiertas del barco, se puede contemplar igualmente una magnífica visión de las majestuosas murallas de la ciudad con sus puertas y bastiones, así como del barrio antiguo, declarado en 1988 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sin duda una llegada a puerto que no debes perderte. 



EXCURSIONES OFICIALES: La oferta en Rodas se reduce a sus dos puntos fuertes, la propia ciudad y sus murallas y el Palacio del Gran Maestre. Hay otras alternativas como las ruinas de la histórica ciudad de Kamiros y el yacimiento arqueológico de Filerimos.

ALTERNATIVAS: Sin duda dar un paseo por tu cuenta por Rodas y explorar la ciudad y sus rincones iniciando en el mismo puerto pasando frente a la Puerta Marina y llegando la Puerta Arnauld. Una vez la trasponemos, ya estamos en la calle Apellou, junto al Museo Arqueológico, en donde hay una oficina de turismo que suministra al visitante un excelente plano de Rodas con los itinerarios aconsejados y la ubicación de los más importantes edificios históricos de la ciudad. Desde este lugar hay que hacer una breve parada en la cercana y encantadora Plaza Argyrokastrou y, después de contemplar la iglesia bizantina Panagia tou Kastrou (siglo XIII), pasamos a recorrer la perfectamente conservada Calle de los Caballeros, una vía maravillosa y fascinante que se encuentra flanqueada por las posadas medievales de España, Francia, Italia, Inglaterra, Auvernia y Provenza. Es, a mi juicio, lo mejorcito de Rodas, el indiscutible centro neurálgico de la urbe.

A continuación llegamos al Palacio del Gran Maestre levantado en el siglo XIV por los Caballeros de Rodas y destruido por la explosión fortuita de un polvorín en 1856, mientras la isla estaba sometida por el Imperio Otomano. El actual edificio es una reconstrucción realizada en la primera mitad del siglo XX durante la dominación italiana, que merece la pena visitar por su excepcional colección de todo tipo de obras de arte,  y especialmente por los pavimentos de mosaicos helenísticos. A la salida del palacio aconsejo atravesar la Puerta de San Antonio y recorrer el camino existente hasta la Puerta D’Amboise con el objeto contemplar las impresionantes fortificaciones concebidas por los ingenieros militares del medievo para la defensa de la ciudad.
Regresamos al palacio y atravesamos la calle Panetiou en donde nos encontramos primero con la Torre del Reloj, luego con la Mezquita de Solimán el Magnífico y, frente a ésta, con la Biblioteca Turca.

Palacio Gran Maestre 

Luego sugiero bajar por la calle comercial Sokratus, plagada de tiendas de todo tipo, que desemboca en la Plaza Ipokrátus, cerca por cierto de la espectacular Puerta Marina, ornada por una bonita fuente otomana y con el singular edificio Castellanía al fondo. Si continuamos por la calle Aristotelous, llegamos enseguida a la Plaza de los Mártires Judíos con su graciosa Fuente de los Caballitos de Mar.
Volvemos al exterior de la Puerta Arnauld para dirigirnos hasta la Puerta Arsenal, por donde ingresamos brevemente en la ciudad medieval para salir de nuevo por la Puerta Eleftherias y caminar más tarde por la moderna calle del mismo nombre. En dicha avenida nos encontramos con una impresionante serie de edificios públicos, realizados por el dictador Mussolini con el propósito de convertir Rodas en un centro neurálgico de la cultura italiana. Una impactante arquitectura fascista integrada por construcciones tan imponentes como: Nuevo Mercado, Banco de Grecia, Edificio de Tribunales, Autoridad Portuaria, Correos, Palacio de las Fuerzas Armadas, Ayuntamiento, Teatro Nacional, Iglesia de Evangelismos, Palacio del Arzobispo, Palacio del Gobernador y Casino Rodos. Por el lateral que da al mar de la Iglesia de Evangelismos, se ubica la plaza Antinavarchou, en cuyo centro se halla el Monumento a los Muertos de la Segunda Guerra Mundial. Desde allí podemos acercarnos a la entrada del Puerto de Mandráki, con sus dos columnas rematadas por un ciervo y una cierva, que son los emblemas de Rodas, y contemplar el majestuoso Fuerte San Nicolás y tres antiguos molinos de viento.

COLOSO DE RODAS: Las dos columnas se asientan en el lugar donde, según la leyenda, se encontraba el Coloso de Rodas, la estatua de bronce de 33 metros de altura, una de las siete maravillas de la antigüedad, destruida por un terremoto. Aunque lo cierto es que, a resultas de recientes descubrimientos, el célebre coloso podría estar ubicado realmente en dos lugares diferentes: o en el solar del Palacio del Gran Maestre o en la Acrópolis.  

COMPRAS: A lo largo de todo el camino podemos encontrar innumerables tiendas de artesanía, joyas o pieles, sobre todo de visón, aparte de las clásicas tiendas de souvenirs, siendo en este último caso las esponjas, zapatos o cerámica lo más demandado.

Resumiendo: me encantó Rodas; tanto, que no me importaría visitarla de nuevo.
  
Manuel Darias (team Crucering)

sábado, 11 de mayo de 2019

4 cabinas a evitar en el Symphony of the Seas (o no...)

No creo que haya crucerista que, cuando le preguntas sobre la elección de camarote en tu crucero, no te responda con los tópicos de centrado, ni muy arriba ni muy abajo, huye la zona de popa por los motores, huye de proa por el cabeceo... Eso funciona siempre o casi siempre. Aun así, y siguiendo con nuestras opiniones y recomendaciones si vas a embarcar en el Symphony of the Seas o cualquier otro buque de la clase Oasis, nos llamó mucho la atención la ubicación de ciertas cabinas en el barco que, aunque pueden parecer un sitio de lo más ideal, tienen muchas sorpresas escondidas y podrían causarte algún disgusto según el perfil de crucerista que seas o lo que estés buscando en tu crucero.

Por ello, y habiendo ya compartido los 10 trucos esenciales para este buque, consejos si vas a viajar con niños y los 5 lugares TOP que no puedes perderte, llega ahora nuestra opinión sobre las cabinas a evitar (o no...) en el Symphony of the Seas o cualquier clase Oasis.

  • PARA LOS AMANTES DEL SOL

Nosotros elegimos para nuestro crucero un camarote con balcón, interior con vistas al vecindario de Central Park. Aparte del lógico inconveniente de falta de privacidad en tu balcón, ya que tienes vecinos enfrente y las cubiertas de piscinas en la parte alta, nos llamó la atención que hay ciertas cabinas con oscuridad perpetua aunque este brillando el sol más radiante. Esto se debe al propio diseño del buque, con pasarelas intermedias donde están los ascensores, y a que el ángulo necesario para que llegue el sol a las esquinas es bastante limitado. Por ello, si eres un amante del sol y entre tus planes vacacionales está tirarte en la hamaca de tu camarote a pillar un bonito bronceado, yo evitaría las cabinas terminadas en 175,177,215,217,219,229,231,253,255,271,273,275,277,293,295,327,329 y las mismas del lado contrario, 575,577,615,617,619,629,631,653,655,671,673,675,677,693,695, 727,729.

Creo que esto se entenderá más con esta imagen.



  • NIÑOS VOLANDO POR DELANTE DE MI VENTANA?

Esta sólo aplica al Symphony of the Seas y Harmony of the Seas. En estos dos últimos barcos se ha intentado aprovechar un poco más la zona de Boardwalk con algún divertimento adicional para los niños. Por ello han montado una pequeña zona de miniescalada similar a la que se encuentra en la Family Suite del Symphony of the Seas, con una red protectora y un circuito de plataformas de colores. El problema llega con la última plataforma que llega justo a la ventana de un camarote con ventana y vistas al Boardwalk. No creo que se pueda ver mucho el interior salvo si los niños se ponen de pie ahí, pero por si acaso yo evitaría la cabina 7725.

Zona de escalada a la derecha, pared azul. Lama amarilla a la altura de la ventana

  • BOARDWALK

Algo que me llamó mucho la atención es como se escucha la música en los balcones de los camarotes con vistas a Central Park y Boardwalk. Eso sí, el interior está PREFECTAMENTE INSONORIZADO, por lo menos de la actividad exterior. Hay que tener en cuenta que encima tenemos las zonas de piscina, con sus toboganes, DJ, grupos de música, Zip Line y sobre todo el Abyss. Cuando el Abyss está abierto al público en cada una de las ocasiones en las que alguien se tira por ese tobogán, al llegar abajo suena una música de casa del terror, como un grito de película de miedo. Si estás sólo un ratito en esa zona y de paso te dará lo mismo, pero tener un camarote en popa con vistas al Boardwalk y tener que escuchar cada minuto la ambientación del Abyss puede ser un poco insufrible. Por eso si eres de los que disfruta del balcón, que para eso lo has pagado, piénsatelo un poco al elegir el vecindario del Boardwalk en el bloque de popa.


  • ZIP LINE

Este es un clásico de la clase Oasis y es que hay tres cabinas (aunque una en especial) que caen justo debajo de la plataforma de desembarque del Zip Line. Y claro, eso de estar viendo volar a pasajeros encima justo de tu cabeza cuando estás tranquilo en tu balcón puede ser un poco agobiante, aunque también puede tener su gracia... Si no me equivoco estas cabinas son la 14301,14305.



domingo, 23 de diciembre de 2018

La Spezia


La Spezia es una ciudad de la región de Liguria y suele ser puerto alternativo a Livorno en cuanto a escalas y oferta de excursiones. Esta región es muy conocida por ser la zona de Cinque Terre, una zona costera muy pintorescas y de gran atractivo turístico.

Debido a que la Spezia se encuentra muy próximo a Génova y Savona, y relativamente cerca de Civitavecchia, este puerto suele ser de escala larga, más si estamos haciendo un recorrido con destino a las dos primeras.

PIAZZA GARIBALDI
 

EXCURSIONES OFICIALES: En la Spezia tenemos varias opciones, a la cual más atractiva. Visita panorámica a Cinque Terre y su parque nacional, Pisa como opción corta o la combinada de Florencia y Pisa, siendo la parada en esta última muy corta para ver la torre inclinada. Si optamos por Pisa o por Florencia tenemos que tener muy en cuenta las distancias en los traslados, ya que pisa se encuentra a hora y cuarto desde La Spezia y Florencia a dos horas y media de camino, siempre hablando de traslados en autobús y en condiciones normales de tráfico. Para mi merece la pena, pero los tiempos en autobús hay que tenerlos muy en cuenta si vamos a hacer la excursión con niños.

ALTERNATIVAS: Sin duda hacer este trayecto por nuestra cuenta, ya sea en tren o taxi, teniendo siempre muy en cuenta que el barco no esperará por nosotros si tenemos algún percance y no vamos en excursión oficial.

También, si queremos tomarnos las cosas con más calma, podemos dedicar el día a visitar la Spezia. Es una ciudad pequeña, lo que permite poder ir andando hasta la plaza Garibaldi a través de una calle peatonal, la Via del Prione. Desde allí podemos incluso subir unas escaleras hasta el Castello di San Giorgio. Este trayecto podemos hacerlo también en tren turístico, que tiene dos paradas, una a la salida del puerto y otra en la plaza Garibaldi y pasa sin parada por la Catedral de Cristo Rey, San Giorgio,  Mercado y Arsenal Naval. El coste es de 10€ y los niños no pagan.


TREN TURÍSTICO


COMPRAS: La calle principal peatonal Via Prione está llena de tiendas de todo tipo y restaurantes. Los precios son bastante asequibles.